7 recomendaciones para superar una entrevista laboral de Enfermería en Alemania

Para enfrentarte a una entrevista de trabajo no solo será fundamental todo tu recorrido profesional y académico, sino que también influirá tu estado anímico y la actitud con la que te presentes al encuentro. Siguiendo algunas pautas simples, que potenciarán tus cualidades y te diferenciarán del resto de aspirantes, podrás aumentar tus posibilidades éxito.

1. Confía en ti y mantén tu positividad

Sentir nervios antes o durante una entrevista es totalmente normal y le ocurre a la mayoría de las personas. Cierto nivel de nerviosismo tiene su parte positiva, porque demuestra tu implicación e interés y eso es algo que el personal de recursos humanos sabe y comprende. Si bien el nerviosismo extremo y la falta de control puede volverse en tu contra, puedes aprender a gestionarlo.

Antes de la entrevista, el ejercicio físico o la meditación te pueden ayudar a relajarte. Además, para coger confianza, será muy importante que te dispongas para el momento: practica posibles preguntas y respuestas e infórmate muy bien acerca del hospital o la clínica y las funciones que se describen en la oferta que has aplicado.

Durante la entrevista mantén una actitud positiva y hazte valer. Aunque tengas los nervios a flor de piel, confía en ti y demuestra las cualidades que tienes por ofrecer. Muéstrate sonriente, con seguridad, escucha atentamente y responde con naturalidad. Piénsalo desde esta percepción: Tú estás deseando acceder a esa plaza, pero por su parte también desean incorporar a un profesional en su equipo. Es un beneficio común; prepárate para convencerles.

2. La primera impresión sí cuenta

Escoge la vestimenta apropiada para asistir a la reunión: has de transmitir profesionalidad, pulcritud y competencia. Según algunos estudios recientes, los colores generan un efecto psicológico y afectan en nuestras reacciones y comportamientos. En la profesión de Enfermería, la fiabilidad y la capacidad de trabajar en equipo son especialmente importantes. Estas cualidades están simbolizadas en la teoría del color por el marrón y el azul oscuro, respectivamente. Si, por ejemplo, aspiras a un puesto de dirección como responsable de un servicio de Enfermería, un traje predominantemente negro podría ser la elección más conveniente.

3. Entrena tu forma de hablar

Refleja tu entusiasmo por el empleo y exprésate de forma abierta y fluida, pero sin precipitarte demasiado para evitar confundirte o trabarte con tus palabras. Al mismo tiempo, escoge un tono y volumen de voz acorde al estado de ánimo e intenciones que quieras transmitir. Por ejemplo, hablar en tono monótono puede denotar desmotivación. Para una comunicación eficiente te sugerimos que pongas en práctica estos aspectos relacionados: la expresión, el volumen, las pausas, el ritmo o la claridad.

4. Presta atención a tu lenguaje corporal

No solo nos comunicamos de forma verbal, también lo hacemos con el lenguaje corporal y, muchas veces, lo hacemos de forma inconsciente. Además de la elección del vestuario, también deberás atender a tus gestos y expresiones no verbales. Adopta una postura relajada, pero educada, con la espalda erguida y establece contacto visual con el entrevistador.

Trata de no esconder mucho tus manos. Las manos pueden revelar mucho sobre tu personalidad y han de favorecer al acompañamiento de tus palabras. Sin embargo, debes evitar excederte, ya que con ello puedes dejar entrever tu nerviosismo o inseguridad. Tampoco debes cruzarte de brazos o piernas, puesto que esto transmite una postura defensiva o de desconfianza; todo lo contrario a lo que se pretende en este contexto.

Los movimientos involuntarios o populares “tics” podrían distraer al interlocutor, pero también a ti. Para controlarlos, el primer paso es crear consciencia, respirar hondo e intentar tranquilizarte. También puedes utilizar la técnica del mirroring: El mirroring, en español reflejar o imitar, es una técnica de PNL que sigue la premisa de que cuando dos personas se sienten en confianza, inconscientemente, igualan las posiciones de sus cuerpos: “A las personas les gustan las personas que son como ellos”. Puedes utilizar este pequeño truco imitando muy sutilmente los movimientos de tu entrevistador.

5. Ten en cuenta la edad del entrevistador

Las generaciones se caracterizan normalmente por tener valores diferentes. Si conoces o puedes estimar la edad de la persona que te está entrevistando, puedes orientarte sobre lo que debes destacar en la entrevista. Si el empleador tiene entre 20 y 30 años, probablemente pondrá más atención en la realización personal, la individualidad y la flexibilidad. Si tiene entre 30 y 50 años, seguramente lo haga en el equilibrio entre el trabajo y la vida privada o la conciliación familiar. Si supera los 50 años, el compromiso, el rendimiento y el respeto suelen ser los aspectos más relevantes.

6. Ten cuidado con las preguntas “trampa”

Es posible que te pongan a prueba con preguntas “trampa” para ver cómo reaccionas ante la incertidumbre o el estrés. Tómate un momento para pensar y no respondas precipitadamente. Si se trata de una pregunta técnica y no sabes la respuesta, admítelo abiertamente. Al hacerlo, demuestras tener una buena autoevaluación, lo cual es muy importante, sobre todo en la profesión de Enfermería.

7. ¿Y si la entrevista de trabajo es online?

La actual pandemia por la COVID19 ha acelerado la transformación digital, provocando que muchas entrevistas laborales se realicen por videollamada. Para ello, además de aplicar las recomendaciones anteriormente mencionadas, deberás asegurarte de que tienes una buena conexión a internet y que dispones de buena calidad de imagen y sonido de fondo. En cuanto al ambiente, también deberás planificar y ordenar el espacio donde se desarrollará la entrevista.

Ya sea en persona o virtualmente, toda la información, tanto del principio como del final de la entrevista, ¡cuenta! Algunas personas pierden el control al acercarse el final de la entrevista porque la tensión baja en esos momentos. Por consiguiente, no debes descuidar la despedida: Agradece amablemente la reunión y oportunidad brindada y demuestra tu interés con preguntas de seguimiento. Por ejemplo: “¿Podrían decirme qué etapas faltan del proceso de selección para el puesto?” o “Si me fueran a contratar, ¿qué esperarían que hiciera en un día normal?"

¿Cómo te ves para conseguir un puesto de trabajo de Enfermería en Alemania o Suiza?

Ahora que ya conoces nuestras principales recomendaciones para conseguir un puesto de trabajo con éxito, prepárate para dar el primer paso. Te ayudamos a lograr el empleo que tanto deseas en Alemania o Suiza. Contáctanos rellenando el formulario de nuestra web o apúntate a nuestro próximo Seminario Online para recibir más información.

Escrito por:

Mar López Navarro

diciembre 08, 2021

Logo Compass Health

Eine Unternehmung

der doctorsgate GmbH

Ostertorwall 12

D-31785 Hameln

+49 (0) 40 60943215-0

info@compasshealth.de

Logo UMCH

Universitätsmedizin Neumarkt

a. M. Campus Hamburg

Albert-Einstein-Ring 11-15

D-22761 Hamburg

+49 (0) 40 2093485 - 00

info@edu.umch.de